Aleksander Ceferin quería tener en su poder toda la información posible del uso del VAR y, en especial, el conocimiento de que todas las federaciones estaban preparadas para su perfecto uso, algo que según los informes que maneja la UEFAya se ha producido. Así se lo ha expuesto el presidente del máximo organismo europeo del fútbol a los miembros del Ejecutivo, para que aprobaran que el videoarbitraje estará presente en la Champions League a partir de los octavos de final que se jugarán en febrero de 2019.