​Los Medias Rojas de Boston se quedaron con el trofeo de la Serie Mundial y también su jardinero estrella Mookie Betts se quedó con el máximo galardón individual.

Betts fue seleccionado MVP de la Liga Americana superando en la contienda a José Ramírez de Cleveland y Mike Trout de los Angels. Con 28 de 30 votos de primer lugar, Betts arrasó en la votación del premio.

Betts se convierte en el décimo jugador de la organización de Boston en quedarse con este premio.

.346 de promedio, 32 jonrones, 80 carreras impulsadas, .438 de OBP y 30 bases robadas fueron algunos de sus espectaculares y dominantes números en la campaña.