);
¿Cuanto costaría echar a Van Gaal?

¿Cuanto costaría echar a Van Gaal?

El final de Louis van Gaal en el Manchester United puede estar cerca tras la atroz derrota ante el Southampton. Los Diablos Rojos han registrado sólo dos victorias en la Premier League en dos meses,mientras que el nivel de su juego de ataque ha enfurecido a la afición todavía más que la derrota.

«Por supuesto que estoy decepcionado, pero tengo que pensar ya cómo podemos cambiar esto», dijo Van Gaal tras la última derrota del equipo en la Premier League. «No es un trabajo fácil en este momento, porque a pesar de que hemos ganado tres partidos y empatado uno en el año 2016, no hemos podido demostrar confianza en este partido».

El peso de la opinión popular sugiere que la confianza en el holandés está disminuyendo rápidamente como resultado de la ineptitud del Manchester United en el campo, pero el hecho de enseñarle la puerta a Van Gaal podría ser bastante costoso y dejaría al vicepresidente ejecutivo, Ed Woodward, y al club pensando todo dos veces antes de dar el próximo paso.

Aunque hubo una fuerte convicción colectiva dentro de la sala de juntas de que Van Gaal debería ser liberado, que está lejos de ser el caso en este momento, las cifras obligarían incluso al hombre de negocios más firme a pensárselo dos veces. Varias informaciones aseguran que Woodward ha rechazado una oferta de renuncia de Van Gaal. Independientemente de si es despedido o deja el cargo, el coste debería ser analizado por el Manchester United antes de dar el siguiente paso.

El contrato de Van Gaal solo tiene un valor de amortización considerable, el holandés percibiría aproximadamente 14 millones de euros en los 17 meses de contrato que le restan(unos diez millones por temporada). Como pasa con la mayoría de los contratos en el fútbol, una finalización anticipada por parte del club no le exime de pagar esas cifras y, por tanto, sigue siendo una consideración en el proceso de toma de decisiones. Además,también habría que pagar a cinco hombres del cuerpo técnico, algo que hace que el despido comience a convertirse en un ejercicio sumamente costoso.

Por otra parte, la lucha del Manchester United por clasificarse para la Liga de Campeones de la próxima temporada tendrá mucho que decir en el balance general. No sólo porque el club cuenta con los más de 40 millones que ingresaría con su participación en la competición, sino también porque su acuerdo comercial con Adidas incluye estipulaciones importantes relativas a la participación europea.

El contrato con la marca alemána reporta al club más de 100 millones por temporada, cifra que se vería recortada en unos 32 millones si no logran participar en la Liga de Campeones. Tal caída sustancial de los ingresos, sumado a lo que dejarían de ingresar por parte de la UEFA, deja al Manchester United entre la espada y la pared al considerar el futuro de Van Gaal.

De no entrar en la máxima competición europea a nivel de clubes, los Diablos Rojos se ahorrarían dinero en cuanto a los pagos de distintos bonus en el contrato de Van Gaal, pero no compensaría ni de lejos lo que supone quedarse fuera de los cuatro primeros puestos que dan derecho a jugar Champions League.

Si finalmente el Manchester United decide prescindir de Van Gaal con el objetivo de intentar salvar la temporada, aumentando la esperanza de clasificarse para la Champions League, los incentivos financieros son claros: la pérdida de los 14 millones que habría que pagar al técnico sería insignificante al lado de lo que recuperarían consiguiendo la clasificación europea.

Sin embargo, muchos clubes que intentan acometer un cambio de técnico a mitad de temporada no suelen conseguir los resultados esperados, en ese caso las pérdidas financieras pueden ser devastadoras. Teóricamente el Manchester United puede permitirse el lujo de perder los emolumentos que reciben los equipos que participan en la Champions League, ya que es el tercer club del mundo que más ingresos tiene, pero ello supondría dejar de ganar el 10% de sus ganancias anuales.

De repente, el hecho de haber despedido a Van Gaal y su cuerpo técnico y no ingresar la recompensa de la UEFA por participar en la Champions League haría que la contratación de otro entrenador tan costoso como, por ejemplo, José Mourinho, sea visto como una apuesta demasiada cara pero que puede merecer la pena.

Dar ahora este cambio tan brusco a estas alturas de la temporada no sería algo típico en la historia del Manchester United, pero en este curso nada está siendo lo típico para el conjunto mancuniano. Es un dilema que el club no ha enfrentado en muchos años.

En el pasado, no hay ninguna duda de que no hay precedentes en el club de una situación así. Nunca se ha hecho frente a dos despidos en tan poco tiempo tras un período de dominación como el de Sir Alex Ferguson, y desde luego tampoco con semejantes consecuencias financieras.

Decidir si se prescinde o no de Louis van Gaal podría ser una de las decisiones más importantes que el Manchester United ha enfrentado nunca.

Comentarios

Cerrar menú